A nuestra querida Hermandad de los Dolores de Torreblanca:

16 años dan para mucho. Momentos de ilusión en cada Sábado de Pasión. Momentos de nervios en nuestros componentes que cada año se estrenaban tras los pasos del Señor Cautivo y su portentoso misterio, dando comienzo a la semana más importante de cada año. Momentos de emoción al ver la devoción de los vecinos más mayores a sus titulares. En definitiva, 16 años dan para mucha magia, en especial, para recibir el cariño de todo un barrio al que queremos como nuestro, y de todos sus vecinos, quienes nos han apoyado y demostrado su amor a esta formación en cada marcha, en cada nota. Tal ha sido la unión con esta, la que siempre consideraremos nuestra hermandad, que la formación terminó siendo hermana honoraria, en agradecimiento y reconocimiento a todos los años en los que se ha acompañado al Señor. No podemos olvidar, como colofón a esta relación con la hermandad, cuando en el pasado Vía+Crucis del Consejo de Hermandades, nuestros músicos pudieron portar durante una estación al Señor, para después de haber sido tanto tiempo su música y compás, ser también sus pies. 16 años de crecimiento de la mano, originando unos maravillosos recuerdos que ya jamás se borrarán de nuestra memoria. 16 años acompañando a La Soledad del Cautivo.

16 años de una unión que termina hoy, deseándole la mayor de las suertes a la hermandad y poniéndonos al servicio de la misma y su barrio, como siempre hemos hecho, y deseando también la mayor de las suertes a la formación que ocupe nuestro puesto y que acompañen al Señor con el mismo cariño que lo hemos hecho nosotros durante estos 16 años.

Fotografía: Palo Fotografía

Dpto. de Información VR

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.